Cómo funciona el CBD y la ciencia que hay detrás del cannabidiol

Artigo actualizado em febrero, 2024

Recientemente, el cannabidiol (CBD) ha arrasado en el mundo del bienestar. Desde aceites y tinturas hasta gominolas y productos tópicos, los productos de CBD ya se pueden encontrar en las estanterías de todo el mundo. Aunque muchas personas ya han experimentado de primera mano los beneficios del CBD, es crucial comprender la ciencia que hay detrás de este compuesto cada vez más popular. Comprender cómo funciona el CBD en el organismo es esencial para tomar decisiones informadas sobre su uso y explorar sus posibles aplicaciones terapéuticas.

El sistema endocannabinoide (SCE)

En el corazón de los efectos del CBD se encuentra el sistema endocannabinoide (SCE). El SEC es un complejo sistema de señalización celular presente en todos los mamíferos y cuya función principal es mantener la homeostasis, es decir, el equilibrio en el organismo. Está formado por tres componentes principales: endocannabinoides, receptores y enzimas.

Los endocannabinoides son cannabinoides naturales producidos por el organismo. Los dos endocannabinoides más conocidos son la anandamida y el 2-araquidonoilglicerol (2-AG). Estos endocannabinoides se unen a los receptores cannabinoides conocidos como CB1 y CB2, que están presentes en todo el cuerpo, pero son más abundantes en el cerebro y el sistema inmunitario, respectivamente.

Definición de CBD

El CBD es un fitocannabinoide, un compuesto cannabinoide derivado de las plantas. Es uno de los más de cien cannabinoides que se encuentran en las plantas de cannabis, incluidos el cáñamo y la marihuana. A diferencia de su pariente notorio, el tetrahidrocannabinol (THC), el CBD no es psicoactivo, es decir, no provoca una sensación de “colocón”.

El CBD se obtiene principalmente de las plantas de cáñamo, que contienen altos niveles de CBD y bajos niveles de THC. La marihuana, por su parte, tiene mayores concentraciones de THC y es conocida por sus propiedades psicoactivas. Esta distinción crucial hace que el CBD derivado del cáñamo sea legal en muchos países, siempre que contenga menos de un porcentaje específico de THC (0,2% en el caso de Portugal).

Interacción con el sistema endocannabinoide

Una vez consumido, el CBD interactúa de forma única con la SEC. A diferencia de los endocannabinoides, el CBD no se une directamente a los receptores CB1 o CB2. En cambio, influye indirectamente en el SEC modulando la actividad de los receptores y aumentando la producción de endocannabinoides.

Se cree que el CBD inhibe la enzima amida hidrolasa de ácidos grasos (FAAH), responsable de degradar la anandamida. Como resultado, aumentan los niveles de anandamida, lo que provoca una activación prolongada de los receptores CB1, que intervienen en la percepción del dolor, el estado de ánimo y la memoria.

Además, el CBD puede influir indirectamente en los receptores CB2 del sistema inmunitario, ayudando a reducir la inflamación y a promover el equilibrio del sistema inmunitario. Aunque todavía no se conoce del todo la interacción del CBD con el SEC, las investigaciones sugieren que desempeña un papel importante en el mantenimiento del bienestar general.

El efecto del CBD sobre los neurotransmisores y la percepción del dolor

Además de su interacción con la SEC, el CBD también afecta a varios neurotransmisores del cerebro. Se ha demostrado que el CBD modula la liberación de neurotransmisores como la serotonina y el ácido gamma-aminobutírico (GABA).

La serotonina es un neurotransmisor que desempeña un papel crucial en la regulación del estado de ánimo y el bienestar mental. Al influir en los receptores de serotonina, el CBD ha demostrado su potencial como ansiolítico, ayudando a reducir los niveles de ansiedad y estrés en algunas personas.

Además, se ha estudiado ampliamente el impacto del CBD en la percepción del dolor. Al interactuar con los receptores vanilloides, el CBD puede ayudar a aliviar el dolor y la inflamación. Esto la convierte en una opción prometedora para las personas que buscan alternativas naturales a los métodos tradicionales de tratamiento del dolor.

Propiedades antiinflamatorias y ansiolíticas del CBD

Las propiedades antiinflamatorias del CBD están bien documentadas, y este aspecto del compuesto tiene un inmenso potencial terapéutico. La inflamación es una respuesta inmunitaria natural a las lesiones o infecciones, pero la inflamación crónica puede provocar diversos problemas de salud. La capacidad del CBD para reducir la inflamación puede ser beneficiosa en afecciones como la artritis, la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) y otras.

Los trastornos de ansiedad, que afectan a millones de personas en todo el mundo, y los tratamientos tradicionales suelen ir acompañados de efectos secundarios no deseados. La interacción del CBD con los receptores de serotonina del cerebro ofrece cierta esperanza a las personas que luchan contra la ansiedad. Aunque se necesita más investigación, los estudios iniciales sugieren que el CBD puede ayudar a controlar el trastorno de ansiedad generalizada (TAG), el trastorno de ansiedad social (TAS) y el trastorno de estrés postraumático (TEPT).

CBD y neuroprotección

Las posibles propiedades neuroprotectoras del CBD han atraído la atención de los investigadores. Los estudios han demostrado que el CBD puede proteger las células cerebrales y ayudar a tratar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer y el Parkinson.

Una de las formas en que el CBD puede proporcionar neuroprotección es a través de sus propiedades antioxidantes. El estrés oxidativo, causado por un desequilibrio entre radicales libres y antioxidantes en el organismo, puede provocar daños celulares y contribuir al desarrollo de enfermedades neurodegenerativas. Los efectos antioxidantes del CBD pueden contrarrestar este daño, favoreciendo la salud general del cerebro.

Además, las propiedades antiinflamatorias del CBD pueden desempeñar un papel en la protección del cerebro. La inflamación está asociada a varios trastornos neurológicos y, al reducir la inflamación, el CBD puede ayudar a mitigar algunos de los daños causados por estas afecciones.

El CBD y el sistema inmunitario

La influencia del CBD en el sistema inmunológico ha sido un área de creciente interés entre los investigadores. Aunque se necesitan más estudios para comprender plenamente el impacto del CBD en la función inmunitaria, los resultados iniciales sugieren que el CBD puede tener propiedades inmunomoduladoras.

La interacción del CBD con los receptores CB2 de las células inmunitarias puede ayudar a regular la respuesta inmunitaria, reduciendo la inflamación y ayudando potencialmente a tratar afecciones autoinmunitarias. Además, los efectos antiinflamatorios del CBD pueden contribuir a su influencia positiva sobre el sistema inmunológico, apoyando la capacidad del cuerpo para mantener el equilibrio y la salud.

Seguridad y efectos secundarios del CBD

El perfil de seguridad del CBD se ha sometido a escrutinio, especialmente a medida que su popularidad sigue creciendo. En general, el CBD se considera seguro para la mayoría de las personas cuando se utiliza en dosis adecuadas. Sin embargo, algunas personas pueden experimentar efectos secundarios leves como sequedad de boca, somnolencia o cambios en el apetito. Es esencial empezar con una dosis baja y aumentarla gradualmente según sea necesario para minimizar el riesgo de efectos adversos.

Cabe mencionar que el CBD puede interactuar con ciertos medicamentos. Antes de incorporar el CBD a tu rutina de bienestar, es fundamental que consultes a un profesional de la salud, especialmente si estás tomando medicamentos con receta o tienes problemas de salud subyacentes.

Aspectos jurídicos y reglamentarios

La situación legal del CBD varía de un país a otro, por lo que es esencial que los consumidores conozcan las leyes de sus respectivos países o estados. En algunas regiones, el CBD está totalmente legalizado, mientras que en otras puede que sólo esté disponible para fines médicos o incluso que sea completamente ilegal.

Desgraciadamente, la falta de uniformidad en la normativa sobre el CBD ha provocado problemas en el sector. Los consumidores deberían dar prioridad a la compra de productos de CBD de empresas reputadas y transparentes (sí, como HempyRoots 😉 ) que ofrezcan pruebas de laboratorio realizadas por terceros para garantizar la calidad del producto y el cumplimiento de los requisitos legales.

¿Y en Portugal?

En el contexto de la legislación portuguesa, entender la legalidad del CBD es crucial para las personas interesadas en su uso. Portugal ha adoptado un enfoque progresista con respecto al cannabis, incluido el CBD, tanto para uso médico como personal.

Límites de THC: los productos de CBD vendidos en Portugal deben cumplir unos límites específicos de THC para ser considerados legales. No se permite la venta de productos con niveles de THC superiores al 0,2%, ya que entran en la categoría de cannabis que contiene mayores concentraciones de THC, que sigue siendo ilegal para uso recreativo.

Calidad y seguridad: El Gobierno portugués concede gran importancia a garantizar la calidad y seguridad de los productos de CBD disponibles en el mercado. Por ello, las empresas de renombre se adhieren a estrictas normas de fabricación y calidad para cumplir la normativa y garantizar la seguridad de los consumidores.

Consideraciones de viaje: Es importante tener en cuenta que, si bien la posesión de pequeñas cantidades de productos de CBD puede estar despenalizada en Portugal, esto puede no ser así en otros países. Si tiene previsto viajar al extranjero con productos de CBD, es extremadamente importante que investigue las leyes y normativas específicas del país de destino para evitar posibles problemas legales.

Conclusión

El aumento de la popularidad del CBD ha desatado una oleada de curiosidad sobre sus posibles beneficios y mecanismos de acción. Comprender la ciencia que hay detrás del cannabidiol es vital para tomar decisiones informadas sobre su uso e identificar sus posibles aplicaciones en la salud y el bienestar.

La interacción del CBD con el sistema endocannabinoide, su impacto sobre los neurotransmisores y la percepción del dolor, así como sus propiedades antiinflamatorias, ansiolíticas y neuroprotectoras, contribuyen a su potencial terapéutico. Aunque la investigación sobre el CBD está en curso y lo seguirá estando durante muchos años, los resultados iniciales son ciertamente prometedores y los investigadores siguen explorando sus polifacéticos efectos.

Cuando considere integrar el CBD en su rutina de bienestar, recuerde consultar a un profesional sanitario, especialmente si está tomando medicación o tiene problemas de salud subyacentes. Con un conocimiento más profundo de las bases científicas del CBD, puedes embarcarte en tu viaje con este compuesto natural, explorando su potencial para apoyar tu salud y bienestar general.

Y ahora que has llegado al final de este artículo, ¿qué te parece explorar algunos de los mejores productos de CBD disponibles en el mercado portugués? Eche un vistazo a nuestra tienda en línea y encuentre el producto de CBD más adecuado para usted. ¿Tiene alguna duda? Póngase en contacto con nosotros y estaremos encantados de ayudarle y asesorarle sobre el mejor producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *