CBD y dolor articular

Artigo actualizado em febrero, 2024

El dolor articular es una molestia en una o varias articulaciones del cuerpo. Se produce con o sin movimiento y puede ser grave y limitar el propio movimiento.

Las articulaciones son estructuras complejas que comprenden, además de los extremos óseos, cartílagos, membranas, ligamentos y tendones. Las articulaciones se mueven constantemente, por lo que los problemas no son infrecuentes en estas zonas.

El dolor articular puede deberse a diversos tipos de lesiones o enfermedades. Independientemente de la causa, el dolor puede llegar a ser muy intenso. Un ejemplo es la artritis reumatoide, una enfermedad que provoca rigidez, dolor e inflamación en las articulaciones. Algunos síntomas pueden permanecer invariables durante años y progresar e intensificarse con el tiempo.

En este breve artículo, te mostraremos estudios científicos que demuestran el potencial del CBD para combatir el dolor articular.

Uno de los principales usos del cannabis es aliviar el dolor crónico, especialmente el neuropático. El cannabidiol (CBD), uno de los elementos químicos más explotados del cannabis, ha mostrado resultados prometedores en el contexto del dolor articular. Debido a su comunicación con el sistema endocannabinoide. Por lo tanto, es responsable de regular diversas funciones, incluida la percepción del dolor. El CBD se comunica con los receptores CB1 y CB2 del sistema endocannabinoide, que están presentes en diferentes partes de nuestro cuerpo, incluido el cerebro y el sistema nervioso central. Esta interacción reduce la inflamación y el dolor crónico.

La investigación sugiere los beneficios del CBD en la reducción del dolor en ratones sometidos a afecciones artríticas agudas.

búsqueda: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/32328386/

El cannabidiol (CBD), un componente no neurotrópico del cannabis comercializado, se ha mostrado prometedor en modelos animales de artritis, atenuando las respuestas inmunitarias proinflamatorias. Otras investigaciones han demostrado los beneficios del CBD en la reducción de la respuesta endógena al dolor en ratones sometidos a afecciones artríticas agudas, y otros estudios han puesto de relieve una mejor cicatrización tras el uso de CBD en fracturas.

Otro estudio en
El Journal of Experimental Media afirma que el CBD ayuda a reducir el dolor y los niveles de inflamación. El CBD es una alternativa de bajo riesgo y no causa adicción como otras drogas, según la evidencia de una revisión de estudios en 2018.

Los estudios indican que el CBD puede ayudar a tratar el dolor crónico de una forma más natural
Por lo tanto, se dice que el CBD puede actuar reduciendo la artritis.

Por último, la activación central de estos receptores en las células neuronales demuestra que el CBD es capaz de reducir el dolor. Esto convierte al CBD en una sustancia con un alto poder analgésico, que ayuda a mejorar la calidad de vida del paciente.

He aquí algunas enfermedades que se benefician del cannabis:

-Ansiedad
-Artritis reumatoide
-Artrosis
-Cáncer
-Dermatitis, acné y psoriasis
-Enfermedades gastrointestinales
-Dolor neuropático
-Dolores de cabeza
-Endometriosis
-Migraña
-Esclerosis múltiple
-Fibromialgia
-Lesiones musculares
-Osteoporosis

Sin embargo, es extremadamente importante recordar que el CBD no es una cura para el dolor y debe formar parte de un plan de tratamiento, que incluye cambios en la dieta, ejercicio regular y otros tratamientos médicos, según se aconseje. Si estás interesado en tratar la artritis reumatoide, por ejemplo, con medicamentos a base de cannabis, debes buscar un equipo que tenga experiencia en el tratamiento con este cannabinoide.
Recuerde también que el CBD no está recomendado para todos los tipos de artritis. Como siempre, consulte a su médico.

El CBD no es un medicamento y no está pensado para sustituir a los medicamentos, por lo que no lo consumas sin consejo médico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *